Archivos Mensuales :

febrero 2015

El día 1 de Enero de 2015 nace una nueva iniciativa empresarial EQUIDEA.

789 443 Equidea

Tenemos el placer de comunicarles que con fecha 1 de enero de 2015 ha nacido una iniciativa con un estilo diferente de hacer consultoría, que hace realidad las ideas de sus clientes, a través de la innovación y la tecnología e incorporando la transparencia y la ética como un pilar básico de su actuación. Constituida por profesionales con más de 20 años de experiencia en el sector de la consultoría.

“Sus resultados, nuestro éxito”

Equidea Bring ideas to life

789 443 Equidea

Equidea es una empresa con un estilo diferente de hacer consultoría, que hace realidad las ideas de sus clientes, a través de la innovación y la tecnología e incorporando la transparencia y la ética como un pilar básico de su actuación.

Equidea es el partner de referencia a la hora de abordar la transformación digital de su organización.

Somos un equipo de profesionales con más de 20 años de experiencia en el sector de la consultoría, habiendo participado en importantes proyectos de transformación tanto para el sector privado como para el público, nacionales e internacionales.

Nuestra propuesta de valor se basa en un conocimiento experto en el uso de los nuevos métodos y tecnologías digitales aplicados al desarrollo del negocio.

“ Sus resultados, nuestro éxito”.

 

 

Descárgate nuestra presentación corporativa acerca de nuestros servicios y capacidades para poder conocernos de forma offline. Documento informativo.

 

Las claves de una Transformación Digital

789 443 Equidea

Redes sociales, nuevas tecnologías móviles, analytics, big data, cloud … digital transformation. Para un gestor tradicional todos estos términos apasionan, ilusionan … y dan vértigo. Muchos de nuestros ejecutivos afirman “tengo que estar” y se preguntan “¿cómo lo hago?”. Los CEO’s, CMO’s, CIO’s, y, por supuesto, los CDO’s ya no tienen duda: hay que ser protagonistas en este nuevo contexto digital, no hay otra salida. Es necesario poner el foco en lo que estas nuevas tecnologías están tejiendo en la nueva generación de estrategias de negocio en (y entre) todas las industrias. El cambio es revolucionario, gestionarlo es imperativo. La adaptación a los nuevos retos que plantea el nuevo negocio digital va a precisar de un gran esfuerzo por parte de las compañías tradicionales. Las empresas, públicas y privadas, así como las administraciones deben girar hacia este nuevo juego digital. Las compañías líderes tradicionales deben estar ya trabajando en ser los primeros en romper sus mercados tradicionales y entrar en nuevos mercados digitales. De lo que se trata es de controlar sus nuevos destinos digitales.

Ahora, los ejecutivos, nuevos y no tan nuevos, al frente de programas de digital transformation deben planear e implantar importantes cambios si quieren hacer de sus organizaciones compañías y administraciones líderes del nuevo entorno digital. Pero el reto es aún más complejo, ya que estos cambios deben ser rápidos, no se pueden abordar en programas a 4 o 5 años … porque se llegaría tarde, muy tarde.

Tampoco se trata de hacer una transformación “big bang”, ya que esto podría tener mucho riesgo y no siempre se obtienen los resultados esperados. Lo que se precisa es implantar un modelo de innovación digital iterativo que debería tener en cuenta algunas de estas claves:

  • Tener una visión estratégica clara y compartida. La toma de decisiones en el nuevo entorno digital tienen que tener una base clara de lo que la empresa quiere ser en el nuevo contexto: tener el mejor producto, el mejor delivery, el mejor servicio postventa … Esta idea debe ser compartida por todos los empleados. Hay que explicar, convencer, acerca de lo que el nuevo reto digital trae de positivo a todos los niveles de la organización.

 

  • Apostar por unas determinadas tecnologías puede acelerar el cambio. Ya no valen los modelos tecnológicos tradicionales, hay que tener valentía en apostar por nuevas soluciones, nuevos modelos de servicios (IaaS, Paas, Daas y SaaS), que permitan acelerar el cambio, reducir los tiempos de salida al mercado y reducir los costes de inversión y mantenimiento.

 

  • Aprender haciendo (Learn by doing). No hay que esperar a tener la gran plataforma digital cien por cien probada. Seleccionemos un set de nuestros clientes, probemos su experiencia, pidámosles feedback y tomemos las medidas oportunas en base al éxito o fracaso de nuestras propuestas.

 

  • Explorar lo adyacente. En este nuevo contexto digital hay que estar muy despiertos y abiertos. Puede que un apuesta inicial por un camino o servicio lleve a detectar otras posibles alternativas que podría ser incluso más valiosas que la idea inicial. No tengamos miedo a renunciar a nuestros planteamientos iniciales y apostemos por el cambio continuo.

 

  • Y por último, reconocer que la organización no tiene todas las respuestas. Apostar por la transformación digital supone abrir las puertas de la innovación a clientes, partners, proveedores. Ninguna compañía tiene el monopolio de las grandes ideas. No tengamos miedo a preguntar, compartir, pedir ayuda. Ahora hay interesantes modelos de colaboración en la industria digital. Las líneas entre industrias y sectores de servicios están desapareciendo. El cliente ya no persigue la propiedad de los productos, lo que necesita es un buen servicio en un momento y lugar concreto. Seamos innovadores y plateemos nuevos servicios inteligentes digitales.

 

El reto ya está aquí, y los primeros que lo aborden serán los líderes de este nuevo presente digital.